AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


lunes, 28 de abril de 2014

SILFRA



Como era previsible,
hay un territorio adonde se han retirado
las aguas de nuestros sueños.

La grieta de Silfra,
su extrema belleza.
Celeste como tú.
Y transparente como yo,
silencio del juglar derrota del verso.

Hondura insondable,
túnel de la ruptura.

Henos aquí, vituperados por el sarcasmo.
Musgos sobre nuestras melenas de lava
en el inhóspito Thingvellir del reposo.

Henos aquí.
Para mirarnos tan cerca y tan lejos,
dos continentes y los sueños del acaso.




De: BITÁCORA DE LA FELICIDAD Copyright © 2014 de Rogger Alzamora Quijano

miércoles, 16 de abril de 2014

MIRADA DE EBISU




Aquella enorme soga que nos ata
es la pesadumbre que despilfarra dolor.
He aprendido a estar derrotado,
alimentado de prórrogas.

Ni bajo las copas de los árboles de la estepa se puede estar más abandonado.
Ni en la tibia holgura del poniente se encuentra esperanza.

Yo canto. Canto para escuchar mi voz.
Mi voz abatida y solemne.
Mi voz aplastada por tu disperso encanto,
que llueve cada vez menos, pero que anega el alma.

Sueño la soga que une Izanagi e Izanami
el mediodía en la montaña,
donde el viento claudica ante el amor.
Aquél majestuoso santuario
donde confluyen los siete cielos del orbe,
el amanecer del verano más próximo a la felicidad.

¿Y qué nos hizo desistir?
¿Acaso la turbamulta de fantasmas que confabuló?

Vuelvo a soñar Amenomihashira.
Tan amplia como exige el destino,
para ir alrededor del mundo.
Y al término de la infinita vuelta
regresamos a mirarnos.
Izanagi e Izanami.
Completamente uno.

Mirada de Ebisu en el mar de la noche,
o en el humilde Lago Negro,
o en el río sin cauce,
que trae nada y brama silencio.




DE: BITÁCORA DE LA FELICIDAD Copyright © 2014 Rogger Alzamora Quijano