AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido copiar, reproducir y/o usar comercialmente los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Las citas de otros autores están consignadas en los créditos.
En este blog se pueden ver imágenes de dominio público. En caso sus propietarios legales deseen se los retire, dirigirse vía e-mail al autor de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
En este sitio se usan cookies. De acuerdo a las leyes europeas, al entrar en este sitio usted acepta el uso de cookies.

jueves, 31 de octubre de 2013

TIEMPOS IDOS

Aija, 1988 (Foto de Rogger Alzamora Quijano)

Calles estrechas, sol y silencio,
plenitud por doquier, jolgorio.
Sápidas fumaradas a mediodía.
En Aija onírica la mínima caminata era deleite.
El verde brumoso un trozo elíseo
sobre los adobes de la ciudad erudita.
¡Qué estropicios juveniles, qué aventuras gloriosas!
¡Qué aventuras enmarañadas las de entonces!
¡Qué tiempos de pañar ullmas entre los quenuales!
 
Primaveras de verdes encajes y rubio trigo.
Violetas flor de papa las faldas de la breve Anquilta.
Así llegaban las lluvias tras un preludio neblina.
La escuela se aligeraba y los adioses de temporada
se borraban con la risa navideña y los juguetes nuevos.
En Aija onírica vivir era deleite.



DE: versos conversos Copyright © 2013 de Rogger Alzamora Quijano

3 comentarios:

  1. Que hermosa descripción de tu pueblo. Donde el alma se alborota sólo con el recuerdo de sus aromas. Gracias por compartir tu don. Gracias por permitir que a través de tus letras perciba con todos mis sentidos, un lugar que mis ojos no verán ni mis manos tocarán. He de confesar que leerte para mí significa: mi lugar seguro...mi tierra firme. Saludos Rogger.

    ResponderEliminar
  2. De las lejanías reales siempre se puede sanar. De las demás es inútil intentarlo, pues tienen que ver con la memoria.

    ResponderEliminar
  3. Lúcida poesía, pulcro estilo, tropo indudablemente suyo trabajado en base a persistencia y estudio de la palabra.
    Enhorabuena.
    Arturo.

    ResponderEliminar