AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido copiar, reproducir y/o usar comercialmente los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Las citas de otros autores están consignadas en los créditos.
En este blog se pueden ver imágenes de dominio público. En caso sus propietarios legales deseen se los retire, dirigirse vía e-mail al autor de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
En este sitio se usan cookies. De acuerdo a las leyes europeas, al entrar en este sitio usted acepta el uso de cookies.

jueves, 17 de noviembre de 2011

DÍA VEINTIOCHO



Felicidad es esperarte fresca como la madrugada.
Es saberte y conocerte en los predios de tu modestia.
En las aguas de la conciencia limpia.
En tu desdén por los conspiradores.
Es tener tu abrazo perpetuo,
descubrir en el terreno de tu frente
mapas de un mundo que no conozco.
Es oír tu risa cósmica.
Conocer la nube de tu tacto.
Tus colinas, la sombra de tu espalda.
Todos tus bebederos y despeñaderos.
Es confluir en un mismo milagro.



De: versos conversos Derechos Reservados © Rogger Alzamora Quijano

4 comentarios:

  1. Felicidad es hacer también a otros felices, y a otros más infelices, más cuando se ha propuesto hacerles sentir así, eligió un día espectacular para publicar, esta vez ha rebasado la expectativa de la felicidad Sr

    ResponderEliminar
  2. La felicidad es un estado propio, no ajeno. Cada uno busca su felicidad. Si la encuentra es un logro propio.
    Se equivoca usted en que la felicidad busca hacer a otros infelices. Eso no tiene sentido ni se condice con la esencia de lo que es la felicidad. Quien es feliz lo es porque siente en su espíritu un estado de calma, satisfacción, alegría, disfrute, realización, libertad, limpieza, amor, etc.
    Sólo es feliz quien está libre de egoísmo, hipocresía, envidia, maldad, obsesión enfermiza, frustración, odio, resentimiento, complejo de inferioridad y demás manifestaciones negativas para el espíritu. Por lo tanto, quien es feliz nunca se regocija con la infelicidad de los demás; lo lamenta por ellos y desea que sean felices también y muy pronto.
    En cuanto a la fecha, todos los días son oportunos para cantar a la felicidad. Quien es feliz lo grita a los cuatro vientos, mientras lo está viviendo, porque es un estado óptimo e insuperable.

    Mi poesía trata de identificarse con las personas. En ese camino, es lícito sentirse aludido(a) también.

    ResponderEliminar
  3. El mejor halago que recibe un poeta-escritor es cuando el lector se identifica con su obra. Quien se identifica con las obras es por lo general alguien sensible, que deja aflorar sus emociones. Sean negativas o positivas estas no tienen en realidad importancia. El valor está en haberse ahondado en la barca literal del poeta.
    Aplaudo su arte de describir las emociones en sus poemas. Y qué bueno que sus lectores se profundicen y se confronten a esos sentimientos humanos.
    Sus poemas me ayudan a reflexionar sobre los seres humanos con sus virtudes y sus errores.
    Que viva la felicidad! Y que vivan los seres felices! No hay nada como disfrutar la felicidad en carne propia. Y para eso se debe poseer una pizca de egoismo saludable.
    Su poema es muy bueno.
    Le felicito.

    ResponderEliminar
  4. Me tope con una controversia! No me detendre en ella. De hecho, escribir sobre la felicidad es hacerlo desde un pedestal propio. Cada uno ve la felicidad como mejor se le aparece.
    *...en las aguas de la conciencia limpia*. Quien puede mostrar su conciencia limpia en una relacion esta listo para ser feliz. Sin ella no hay forma de serlo porque si en la conciencia estan fantasmas que atormentan y llenan de temores. Porque siempre se llega a saber lo que esta oculto.

    Carinos y admiracion.

    Noelia McP. F.

    ResponderEliminar