AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


martes, 19 de julio de 2011

EL DÍA QUE APRENDIMOS A BESAR




El mediodía iluminó la habitación,
nuestras miradas y tu larguísimo cabello.
Tu mano en mi pierna alisó mi pantalón
y un sismo dañó mis estructuras.

Perdido entre la noche de tu pelo y el sol de tus ojos
me quedé en el garbo que me ofrecieron tus pestañas.
Nos invadió la necesidad de un sello postergado,
mientras tu cintura admitía la tentación de mi mano.

Hablaron nuestros ojos para ejecutar la melodía.
Comenzó a brillar el territorio de tus dientes
en un rictus musical que siempre me seduce,
mientras trepidaba tu vibrato en mis sienes.

Puse ante tus labios el señuelo de un beso,
para abrir las puertas del miedo y la mesura.
Me miraste plácida y aguardaste serena
antes de cerrar el telón de tus ojos bravos.

Un suave viento nacido en tus entrañas
silbó la urgencia del implícito deseo
y un diluvio inesperado inundó nuestras costas.



Derechos Reservados Copyright © 2011 de Rogger Alzamora Quijano

5 comentarios:

  1. A veces las palabras se quedan cortas para describir tal emoción, tal momento que se vuelve absoluto, en el cual no hay un antes e importa poco si hay un después.
    La vida misma se va en ello, por tal motivo, no me queda más que decir que es arrollador esto, porque seduce, porque invita, porque es vital, como el verano eterno que se vislumbra.
    Y aún así me quedo con la sensación de insuficiencia al comentar tal belleza, porque no se trata de una proyección de lector, sino de la apreciación y degustación del esplendor que describes, por ello siempre gracias.

    ResponderEliminar
  2. a cada poema más belleza, está completamente fantastico... "Perdido entre la noche de tu pelo y el sol de tus ojos", son docenas de frases como estas que impactan... MARAVILLOSO mi amigo poeta, todas mis admiraciones.

    ResponderEliminar
  3. muy bueno, de un erotismo sutil ejemplar. saludos.
    p.d: te invito a visitar mi blog

    ResponderEliminar
  4. Genial, mejor no puede ser! Describir el acto más sublime del amor, como el besarse por primera vez ya con amor, pasión y absoluta entrega. Puaaaa!! Recuerdo mi primer beso con esos caracteres. Me llegó hasta las entrañas...
    El amor y sus bondades locas.

    ResponderEliminar