AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


jueves, 15 de enero de 2015

LA FOTOGRAFÍA


Escribe: Rogger Alzamora Quijano


La fotografía viene del alma y va hacia ella. Hace su propio camino.
Carece de sentido si no revuelve el espíritu, si no punza el corazón.
Una foto debe conmover, rebelar, enternecer, lastimar, repugnar, denunciar, transportar. Y en todos los casos invitar al silencio.

Una va al futuro sólo para ser un señuelo del pasado.

A veces al desgaire, otras sin entusiasmo u obligados por las circunstancias, los fotografiados se colocan ante la cámara. Otros posan con desfachatez, irreverencia, burla. Quienes las aceptan de buena gana sonríen, gesticulan, celebran, ¡chisss! siempre feliz (aunque en realidad no lo sean ni lo estén). Nadie sabe, ni se imagina, ni sospecha si en el futuro la fotografía será desdeñada o cobrará importancia, vigencia, uso y significado. Quizá trascienda, quizá no. Tal vez vaya a parar al basurero, sea arrojada al fuego o hecha trizas. Puede que se la coloque ante una vela y una flor; puede que nos lleve hasta la nostalgia infinita; se le dedique una oración; y hasta se la aparte del ojo curioso.

Una fotografía tiene vida propia -si no muerte inmediata.
Es la luz de la nostalgia, la nave del recuerdo, el espejo del pasado.

2 comentarios:

  1. "Nave del recuerdo, espejo del pasado" De no ser por las fotos, cuánto habría ignorado, y cuánto olvidado.
    👀 Moni.

    ResponderEliminar
  2. E incluso viniendo del alma, pero de quien? ... podría ser, que a quien capturaste en esas imágenes ni siquiera fue conciente de estar allí. Sabes... nunca me han gustado las fotos, una antigua creencia es que el alma del fotografiado se queda atrapada... quizá a eso se deba mi renuencia a las fotos... o a que allí quedó mi alma...me has hecho reflexionar. Saludos, Rogger.

    ResponderEliminar