AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido copiar, reproducir y/o usar comercialmente los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Las citas de otros autores están consignadas en los créditos.
En este blog se pueden ver imágenes de dominio público. En caso sus propietarios legales deseen se los retire, dirigirse vía e-mail al autor de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
En este sitio se usan cookies. De acuerdo a las leyes europeas, al entrar en este sitio usted acepta el uso de cookies.

jueves, 15 de agosto de 2013

POEMA 17, AL ORGULLO


Ya no hay nada que decir.
Tus ojos podrán morir de mí
pero tus manos ya dejaron de sentir.
Tu sonrisa abarca
lo que sus brazos no aprietan.
La luna alumbra tu sombra.

Ya no hay nada que decir.
Que en las aulas los compañeros aplasten mi nombre.
Que en la calle me ignores para ponerte a prueba.
Que abdiques de mi sonrisa y me apuñales con tu desdén.
Ya no hay nada que decir.
Capitularé en desventaja,
para que un pedazo de mi orgullo sobreviva.




DE: 40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES Copyright © 1997 de Rogger Alzamora Quijano

4 comentarios:

  1. Al orgullo (como al enemigo) ni agua. No habrá capitulación, te arrasarán con tu orgullo en desbandada. Es lo que hay... Ah, y el texto es poderoso, por si a tu orgullo le sirve de consuelo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. A ve es se elige la soberbia en lugar de la humildad... Y se pierde.

    J.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí Amando, en esos casos quizá uno se quede atrapado entre la espada del orgullo y la pared del consuelo.
    Gracias. Abrazos también.

    ResponderEliminar
  4. Josephine, no tengo cómo refutarte.
    Gracias.

    ResponderEliminar