AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


viernes, 26 de mayo de 2017

CUMBIA PERUANA



A Enrique Delgado Montes


Entra el mito, abre la luz y el ritmo.
Noche, sudor y contrastes, la primera fluye
cual alarido,
limpia, punzante, animosa.
Wah wah psicodélico.
El bajo intenta el desafío.
Probando probando el cantante
altera la espera.

Ha llegado el momento.
La angustia y el silencio terminan.
Tumtum tumbadoras profundas,
acallan los grillos ansiedad.
Cadencias tono seco, alegría,
serpientes algarabía
encandilan pies hombros cintura.

Goce de los timbales, cincel del desborde,
aro, cáscara y cencerros,
patio de los requiebros, manos timbalero,
parche y platillo.
La segunda responde oportuna.

El dueño del punteo en trance,
no como los rockeros que cierran los ojos.
Este guitarrero mira la fiesta,
trastes agudos, vibración y cuerdas,
vigila lance aprieto descontrol,
y goza los goces del gentío.

Desde los andes llega la euforia.
El origen, huaynos color campesino,
Rímac cumbre de gracia, Rímac jolgorio,
chicha cumbia, arco iris abanico.



DE: VERSOS CON VERSOS Derechos Reservados Copyright © 2017 de Rogger Alzamora Quijano

viernes, 12 de mayo de 2017

EL REGALO




Para mi abuela Josefa



Abuela se sentaba en el umbral.
Pasaban los estudiantes.
Abuela, no exijas que te saluden,
no les pongas orejas de burro,
ni compares con los perros que sí mueven la cola.
Abuela levantaba una ceja
y continuaba lijando y buscando perfección.
Ella no tenía dinero, pero tenía un plan.
Un camión de madera,
con ruedas perfectas,
con faros y canastilla.
Para que el mismo camión fuese distinto.
Cada año un detalle nuevo.
Una línea azul, un aditamento,
un aro negro por otro gris.

Dos meses antes del próximo cumpleaños
reclamaba el camión de madera.
Abuela trabajaba a escondidas
un nuevo diseño para el mismo camión.
Vaya a estudiar niño, decía.
Es mi regalo, quiero jugar todo el día.
Abuela levantaba una ceja.

Encerrada en su cuarto
o sentada en el umbral,
bajo su pañolón azul
lijaba y lijaba buscando perfección.
No tenía dinero, pero tenía un plan.
Y cuando llegaba el día,
me servía el desayuno.
Antes del regalo, canta en quechua niño.
Yo cantaba.
Baila niño. Yo bailaba su ininteligible tarareo.
Y después de un largo abrazo
recibía el nuevo y sempiterno
camión de madera.
Vaya a jugar niño,
en una hora me lo entrega.



DE: VERSOS CON VERSOS Derechos Reservados Copyright © 2017 de Rogger Alzamora Quijano