AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


martes, 27 de enero de 2015

ARQUITECTURA



Tu silueta concisa, la ebullición de tu edad,
el germinar matutino de tu rosada flor.
Los ojos prontos guardados tras fastuosas celosías.
Como la luz insuperable de la madrugada.
Como la promesa que no se dice.
Tu silueta concisa, de sinuosos trayectos,
de contornos deliberados,
de pretenciosos desfiladeros.

No has cruzado la distancia.
No has agotado la maldad secular que te persigue.
No han llegado tus manos a mancharse de odio,
ni tu alma de envidia.
Tu piel expele el aire menta de los campos.
Cotiza cada pétalo de bronce y plata.
Armoniza melodías.
Cielos, alas y vientos. Colores y formas.
Tu piel deslumbra, súmmum señorial,
atezado en todos sus ángulos.

Te yergues sobre nieves, vientos y arenas.
Un laberinto de pierna, cadera, cintura y busto,
hacia el pasillo del artístico cuadrante
que se abre a los pies del delirio,
con tus aleros pintando el viento.

Se dice que tu mirada custodia un tesoro.
Acaso el esbozo de una juventud despiadada.
Tal vez el estreno de un talante rebelde.
O la muestra del vasto enigma zodiacal.
Para mí es la escotilla encubierta
que deja ver el pasmo y la mentira,
ambos abismos de la fantasía.

Te yergues sobre seculares angustias y maldiciones.
Un laberinto de piel, músculos y huesos.
Mente, corazón y espíritu.
Gestos, modos y movimientos.
Tus miedos desafiando la suerte.

Te yergues sobre trazos, diseños, croquis y sueños.
Suerte belleza, ensamble, estudio y teoría.
Ángulos y curvas reales y abstractas,
la suerte de una dimensión indescifrable.

Poderes y flaquezas reunidos
en un mismo e inútil concepto
de la utopía.




DE: VERSOS CONVERSOS DERECHOS RESERVADOS Copyright © 2015 de Rogger Alzamora Quijano

3 comentarios:

  1. Arquitectura sabrosa, delicada, fina. Arquitectura de una mujer es arquitectura del arquetipo de la perfección y la belleza. Buen poema.

    ResponderEliminar
  2. Un cuerpo joven es un edificio altivo, férreo, ávido. La piel joven es un buen motivo para dedicarle tu poema, elegante, respetuoso y audaz. Felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Como la arquitectura, tu poesia es la búsqueda incansable de la belleza. Un abrazo con mi admiración.

    ResponderEliminar