AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


viernes, 16 de mayo de 2014

TU VOZ



Sentado al filo del recuerdo,
mirando el mar desde las arenas, candentes como tu piel.
Con el islote enfrente,
los niños retozando.
El mínimo significado de la materia,
la inmensidad del espíritu.
Tus manos de arena.
Hablas de tus abuelos, añoras a tu hermano,
admiras a tu madre, abrazas a tu padre.

Mirándote, lengua ágil en boca serena,
cabellos sin pausa, hombros sin peso.
Una danza de contorsiones suntuosas.

Sólo palabras y ninguna sensación,
Muchos caminos para ninguna dirección.

Habías dicho que me amabas.
¿Dónde está el sonido?
¿Dónde las evidencias, dónde los tatuajes?
Todo se reduce a imaginar,
todo se evapora en el aire.

Y quisiera escucharte como la primera vez.
el teléfono, la diosa melodía y sus arpegios.
Yo maticé con torpes graves y toscos desatinos.
Nos reímos del milagro y del propósito.

Aquí me siento. Y me siento solo.
La soledad no es angustia, es aplastamiento.
La absurda memoria sin evidencias.

Sólo palabras y ninguna sensación,
Muchos caminos para ninguna dirección.

Nada queda de ti, nada de tu almohada ni de tu cama.
Quedan pesadillas que se atascan
en tramos inconclusos y agobiantes.
Queda tu voz vagando por mi olvido,
la pus crónica de tu existencia
que me infecta y te mata.

Queda la sal de tus mejillas sabor a gloria,
tu futuro en mis letras esquivas,
tus inmortales sentencias.


DE: DÍAS DE SAL Y DE MUERTE Copyright © 2014 de Rogger Alzamora Quijano

3 comentarios:

  1. Hacia tiempo que no leía algo así. Es pausado, sereno, aún en la ausencia. Muy hermoso... Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es así. La memoria no contiene evidencias, sólo recuerdos. Y no es suficiente. Pero ¿qué sería de nosotros sin la memoria?

    ResponderEliminar
  3. Tomando viada después de un suspiro profundo, te comento este tu trabajo que contiene TODO para un corazón enamorado. Pienso personalmente que el verdadero AMOR se presenta para cada ser humano casi en la misma forma. Puedo reconocer eso a través de tu escrito. No hay frase en la que no me pueda identicar por completo con ello.
    Tienen mucho sentimiento tus trabajos. Te aplaudo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar