AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


domingo, 15 de julio de 2012

LA ÚLTIMA CARTA

Gracias... por no haberme dejado un solo mensaje que respondiera mis e-mails, tercos de toda terquedad.
Gracias por no haberme respondido ni siquiera inconsciente, telepática o subjetivamente, menos aún con la respuesta que éticamente me adeudas, pero que ya no necesito.
Gracias por darme un final que tuve que adivinarlo a punta de sufrimiento.
Gracias por sugerirme tu nueva personalidad, por más que sea ajena para mí (cosa que de hecho ya no te incumbe).

Gracias por no demostrarme entrega incondicional, amor insoslayable, urgencia tácita.
Gracias por borrar mi horizonte.


Sé que estás agazapada, divirtiéndote con mi desesperación, regocijándote con mis súplicas.
He esperado poco, muy poco. No puedo esperar más y odio esperar.
Esperé días enteros encontrar una respuesta, emplasto para mi angustia.
Soy absolutamente imperfecto, absurdo, errático e incompetente, pero creí merecer una importancia en tu vida que –ciertamente- no tengo.
Estás fuera de mi entendimiento, aunque todavía dentro de mi corazón.


Debo levantarme, sereno, sin aspavientos. Tomar mis cosas e irme.
En estos últimos días ha llovido sobre mojado sobre mí.
Y he intentado vanamente ir por un poco de tu abrigo, como mil veces nos prometimos.
Y te he sentido en algún punto lejano y ya inalcanzable para mí.


Pasarán los días. De amor ya no se muere.
La distancia y el tiempo saben confabular junto al olvido.

Algún día encontrarás las pruebas de mi inocencia que también hoy tienes y desprecias.
Para entonces ya yo habré aceptado culpas que nunca tuve ni tendré.

La fe puede durar para siempre o extinguirse en un instante sin reparación posible.

Quedarán rastros de las quemaduras
por la milagrosa conjunción que pareció unir definitivamente nuestras vidas,
por el roce de los cuerpos,
por los diarios despertares,
por los abrazos interminables,
por las miradas,
por el amor que nunca podrás negar que te di.
Pero sólo serán recuerdos de sensaciones salvajemente incineradas.


Baste esta definitiva nota donde me reafirmo en un adiós que me duele, pero que necesito (quizá tanto como tú, que debes estar harta de arrojar a la papelera mis empalagosas cartas bañadas en súplica).
Un adiós que -espero- no te reproches nunca, por haberme prendido fuego sólo para congraciarte con la multitud que te exigía mi cabeza.
Un adiós que, por el camino de los tormentos, me llevará de retorno a la penumbra de donde nunca debí salir, ni lo volveré a hacer.




DE: EL JUEGO DE LA VIDA Copyright © 2007 Rogger Alzamora Quijano

7 comentarios:

  1. El amor que no cree, no vale. El amor que desprecia al ser amado hundiendolo en el olvido, para satisfacer su ego y para castigar sin justicia, no es amor.
    El adios es una cirugía necesaria para despojarse de quien se olvida del ser amado por creer en todos los demás.
    Me ha encantado tu poema. Está muy completo y las palabras exactas pueden hacernos sentir el verdadero valor del amor y del adiós.
    Me partiste el alma, pero no te falta razón. La gente que te ve feliz, siempre trata de destruirte, porque cuanto más infeliz seas, más cerca estarás de ellos.
    Un saludo. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Vuestro poema es tan cierto como doloroso. Pareciera mi propia historia. Por falta de fe en mi entonces novia, la acusé de todo lo que los demás la acusaban. Herí sus sentimientos. Luego me enteré de que todo era mentira. Había gente que simplemente no podía soportar nuestra felicidad. Nos quería ver como ellos: desgraciados e infelices. Cuando me di cuenta ya era muy tarde. Mi novia nunca más volvió a creer en mi. Lo mas triste es que sé que me ama, pero ya no le importa. Se casó con otro hombre y no es feliz, pero tampoco yo lo soy. Estoy solo, ella tiene un niño. La perdí y por mi culpa hoy somos infelices ambos.

    Un placer leer tan buena poesía, a pesar de que me humedeció los ojos.

    Felicitaciones desde Murcia, España. Graciano VE.

    ResponderEliminar
  3. El amor lo puede todo. Ni el adios puede acabar con el amor. Es el sentimiento mas grande y fuerte. Me gusta tu poema aunque no estoy de acuerdo con abandonarlo todo. No es solucion en ningun caso. Siempre hay formas de solucion: el dialogo por ejemplo.
    Yo salve mi relacion apartando a la gente y conversando con sensatez. Acabo de celebrar mi 13 aniversario con mi esposo. Tenemos dos ninas preciosas y somos felices.
    El pasado lo hemos enterrado.

    ResponderEliminar
  4. Estoy aqui y te amo también!!!
    Cómo pudiste creer que por falta de deshamor era todo???? Sabes, que amor ha sido lo que mas hemos tenido y tendremos en abundancia.
    Déjame secar tus lágrimas con mi ojos, humedecer tus labios con los míos, las mentiras aplastarlas con verdades y los dolores contrarrestarlos con nuestras miradas, largos abrazos y nuestros cuerpos ansiosos otra vez por tenerse.
    Déjame solamente seguir siendo tuya como hasta ahora.
    Te amo y eso nunca va a cambiar, te amo para siempre!!!
    Quiero festejar toda una vida contigo, sigo queriendo VIVIR CONTIGO!!!
    Te adoro.
    Su poema me inspiro, es mi historia, escrita con su puño.
    Puaaa cuanto amo!

    ResponderEliminar
  5. Excelente poema. Cada opinion es respetable.

    ResponderEliminar
  6. Hace justo 11 meses que no pasaba por acá, leyendo tus últimas publicaciones, encuentro un halo de dolor. Hermosas y agonizantes palabras: entre más bella la flor, más dolorosos son los pinchazos que da con sus espinas. A veces un sólo vocablo dice mucho y a la vez no dice nada.
    Los textos me hacen reflexionar, y a pesar de la negrura que en ocasiones se puede percibir sobre cada uno de nosotros, siempre, pero siempre tendre la certeza de que no se esta o estas solo, aún cuando así lo parezca.

    ResponderEliminar
  7. Curiosos los comentarios porque muestran la identificacion con tu poema. Y es que se trata de una confesion visceral, dura, sincera. Otra vez participa un tercero: la gente desdichada que hace lo imposible para que todos seamos desdichados como ellos. Si uno los mira cuidadosamente los puede distinguir: son quienes han fracasado, pese a que se dejan ver aparentemente felices. Basta desentranar cual es el origen de esa *felicidad* y sabremos que no es tal. Por eso se empenan en destruir todo lo que se parezca a felicidad verdadera.
    Por lo demas tu poema es un canto a la desilusion, a la decepcion, al desconsuelo. *De amor ya no se muere* mi querido poeta, eso esta claro y soy un buen ejemplo de o que dices.
    La penumbra existe, pero luego se disipa y da paso a una nueva luz.

    Carinos, Noelia McP. F.

    ResponderEliminar