AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


domingo, 29 de abril de 2012

DÍA UNO



Y me elegiste para ejercitar tu poder.
No quise sortear tu provocación
y pasé a ser
el bicho elegido para tu faena.

Plaza llena hasta la bandera,
tres vibrantes tercios, trompeta aguda,
y tu espada que terminó matando
los episodios mejores de mi vida.

No fue una cuestión dialéctica ni hermenéutica.
Fue un simple asunto de tu visión del mundo.
De cuando te da por tener algo.
Simplemente eso.

El rojo bárbaro inflama mis pupilas.
Precioso señuelo que significa muerte.
Voy, rascando la arena, animado por mi candor,
no quiero imaginar una trampa.

Ciego Solo Abismo Encrucijada.

Transpiras tus promesas,
lívida como en la infancia, pero serena,
dueña de tu derecho sobre mí.

Y debo acudir.
Desafiar el estoque esperando tu pronto acierto.
Morir de pie en un intento.
Negro Noche Cúspide Lamento.
Repentina y honrosa caída.
Pero,
en el afán de acertar yerras.
Entonces debo bregar, me pide mi ralea.
Tambaleo, vomito,
busco mi querencia,
lejos del centro, cerca de tus pies.
De tu odio.
Incauto aún me arrodillo.
Te acercas solemne,
preparas descabello,
resignas tu triunfo a un premio consuelo.
El fin justifica.
Ningún aplauso remoja tu desdicha.
Mi nariz sanguinolenta resopla la arena.
Te burlas cerca del burladero,
me miras inerme.
Y aún así
temes que regrese de la agonía.
Pero yo, estertores y abolengo,
voy muriendo,
solamente.
Con los ojos abiertos
para seguir mirando tu derrota.



De: "40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES" Copyright © 2006 de Rogger Alzamora Quijano

1 comentario:

  1. Toda una faena de poder y soberbia. Me encantan las imágenes y la cuasi prosa taurina para describir el dominio y la claudicación. Una muerte honrosa es una muerte también.

    ResponderEliminar