AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


sábado, 28 de mayo de 2011

POEMA 29, A LA NOSTALGIA



Es esta cama,
donde sucumbí con mi triunfo a cuestas,
donde me embriagué con tus sabores,
donde pulsé la oscuridad y tu ombligo,
donde llegué exhausto, entre las sombras,
donde inventé la mirada que hasta hoy te seduce,
donde soñé que soñaba tus sueños,
donde te prometí lo que no iba a cumplir,
donde te amé sin medir ni esperar,
donde abrigué tu cuerpo cristalino,
donde me apoqué ante tu ofrenda,
donde me asaltó el miedo de un futuro sin ti,
donde lloramos sin saber por qué -o quizá sabiéndolo-,
donde un abrazo nos calentó las esperanzas,
donde el reloj se cansó de retornar…
Es esta cama.



(De: 40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES Copyright © 2010 de Rogger Alzamora Quijano)

jueves, 26 de mayo de 2011

POEMA 32, AL MIEDO


Aunque no quieras siempre lucirás

esa corona invisible que lleva toda mujer a la que un poeta amó.

Manuel Scorza, “Serenata”


Cuando te resistas a mis poemas.
Cuando mis secantes se vuelvan tangentes.
Cuando mi voz grite silencio.
Cuando sienta tu decepción.
Cuando el día ofrezca nada.
Cuando perder sea mi costumbre
y olvidarme tu terapia.
Sabré
que mi vida no vale una pestaña de tus ojos.
Habré perdido el fin y los medios.
Sentiré qué la luna abdicó su blancura
y la causa sus consecuencias.




DE: 40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES Copyright © 2011 de Rogger Alzamora Quijano



sábado, 21 de mayo de 2011

POEMA 28, A LA VIDA CONTIGO


Para ti, estas letras desquiciadas.



Quiero vivir contigo como vine al mundo,
excomulgado y proscrito.
Sumergirme en tus ojos,
bucear en tus entrañas.
Tirano,
dominar tu lengua.
Abrazar tu cabeza,
pelear con tus jaquecas.
Dormir pegado a tu espalda, besando tu pelo.
Servirte a la cama
jugo y tostadas.
Buscarte bajo las sábanas,
quemarme las manos en tus brasas.
Quiero vivir contigo.




DE: 40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES Copyright © 2011 de Rogger Alzamora Quijano

lunes, 16 de mayo de 2011

DÍA SIETE




No espero
diosa de blanca sombra
verde mirada y caro desdén
no añoro tu piel muñeca porcelana
por fin soy libre hoy que te vi
del sueño que me poseía
de mi servil entrega que vendí
por tus mieles fantasía

No importa la tormenta me digo
Y aunque lo supe a destiempo
Fui rescatando mi piel, mis libros
Las arenas El mar Brisa y Prisa
transpiración y calma, pan y plan
música Kítaro duendes y paz
y matando limpiamente tus olores profanos.

Todavía debo arrepentirme
con culpas y miseria reincidente
al haber optado estúpidamente
por tus carnes, sabrosa diosa
herrumbre bisutería
visón de pacotilla

Comienzo cortando la mentira
ojos verde-mezquino
No importa la tormenta
repito
Sino lo que deja vivo



DE 40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES © Rogger Alzamora Quijano

viernes, 6 de mayo de 2011

POEMA 39, A MI MADRE

A Agustina, mi madre.



Madre, es hora de que me veas.
Hora en que llego a tu puerta.
Madre, recíbeme, soy nadie,
nada, ninguno, como tú temías;
pero ansío tu bienvenida
con la luz encendida, la mesa servida
y el afán.

Te llevo quejas, en vez de triunfos,
vergüenza por caricias, almidón por ternura.
Ya no alcanzarás mi brazo,
y tu voz se quebrará en un perdón sin castigo.

Madre, es hora.
Traigo mis restos, lo que queda de mí.
Será motivo de llanto mi llegada,
la flor de tus labios temblará ante mi nombre,
y tu tacto mariposa colmará de atenuantes mis derrotas.

Madre, voy a que me enseñes otra vez tus teoremas,
A entibiar mis manos en los rescoldos de la cocina.
No tienes que pensar en lavar mis ropas
no tienes que guardar mi comida. Sólo mírame.
Y soslaya el cielo de soledad de mis tiempos de exilio,
donde al caer la tarde estabas tú,
tu voz,
tu luz,
tu lozanía.



DE: 40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES Copyright © 2007 de Rogger Alzamora Quijano