AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


sábado, 22 de octubre de 2011

SUEÑO GAVIOTA


Y estoy pensándote
mientras vuelo junto a ti sobre estepas y ciudades;
calles, árboles y nubes. Silencios y tormentas.

Y estoy soñándote
tibia, grácil y natural. Morena, menuda y tierna
hasta que a mi tacto regresas, sólo para volver a soñarte.

Hay también zanjas profundas, espantosas tinieblas,
Miedos torpes, llantos plañideros y resuellos angustiosos
en el parque de los sueños donde, tercos, aún dormimos.


Pero la lejanía y la distancia son apenas eufemismos.
Moribundos kilómetros, opaco cansancio, ridícula ventisca,
minúsculos insectos contra las alas de este sueño gaviota.


Porque volar al futuro es mejor contigo. Luz y lozanía,
brillo en plena penumbra, candado de los abismos,
oro desde un metal ordinario tocado por tu voz alquimia.


Se trata de volar más lejos. Se trata de soñar gaviota.
De trazar el futuro desde el balcón de nuestra casa.



LECTURA EN LA VOZ DEL AUTOR:

SUEÑO GAVIOTA from Rogger Alzamora Quijano on Vimeo.


DE: "40 POEMAS Y OTROS TANTOS DESMANES" © 2011 Rogger Alzamora Quijano

2 comentarios:

  1. Silencios y tormentas...
    Lindo, bello, esplendido homenaje al amor eterno, el que todo lo puede, el que se entrega aun ante las mas terribles tormentas y distancias. Yo creo en eso, absolutamente: tu poema me hace volver a creer.

    Carinos. Noelia McP. F.

    ResponderEliminar