AVISO LEGAL


Los textos registrados y/o firmados por el autor del blog son de su propiedad. Está prohibido el uso de los mismos sin el permiso expreso y por escrito del autor. Cualquier uso no autorizado conlleva delito de apropiación ilegal de la propiedad intelectual. Asimismo, las citas de otros autores están debidabente consignadas en los créditos.
Los propietarios legales de imágenes de dominio público insertas aquí que desean se los retire, por favor dirigirse vía e-mail al autor/administrador de este blog, indicando con claridad las pruebas de su posesión legal.
Además informamos que en este sitio se usan ciertos cookies. Al entrar y buscar contenidos usted acepta el uso de estos cookies.
Gracias.


viernes, 6 de mayo de 2011

A MI MADRE



“¡Ay mamá,
si tú me vieras!


Nicomedes Santa Cruz - ¡Ay mamá!

 
 
Madre es hora que me veas.
Hora en que llego a tu puerta.
Madre recíbeme. Soy nadie.
Nada, ninguno, como tú temías.
Pero ansío tu bienvenida
con la luz encendida,
la mesa servida y el afán.
 
Te llevo rubor envuelto en triunfos,
 
frivolidad por caricias, almidón por ternura.
Ya no alcanzarás mi brazo
y tu voz se quebrará en un perdón sin castigo.
 
Madre, es hora.
Traigo mis restos. Lo que queda de mí.
Será motivo de llanto mi llegada.
La flor de tus labios temblará ante mi nombre
y tu tacto mariposa colmará de atenuantes mis ausencias.
Madre, voy a aprender otra vez tus teoremas.
A entibiar mis manos en los rescoldos de la cocina.
No laves mis ropas, no tiendas mi cama,
déjame sentir en tus manos los rastros de tu espera.
Soslayaré el dolor de mis tiempos de exilio,
mis agonías en silencio, mis ingratitudes, mis excusas.
Madre, no te detengas en mis defectos
y otórgame tu gracia,
tu voz, tu luz, tu lozanía.
 

DE: versos conversos Derechos Reservados Copyright © 2007 de Rogger Alzamora Quijano

4 comentarios:

  1. Tengo un nudo en la garganta al leerte...
    Seguro que donde quiera que este, como quiera que sea ese sitio (tengo la seguridad de que es un buen lugar), una mujer que le inspira todo esto a un hijo, sonríe con la certeza que le brinda lo que su criatura le significa.
    Es precioso.

    ResponderEliminar
  2. Un verdadero homenaje a tu madre desde el comienzo hasta el final. La imagino usando hornos de barro y de repente todo se vuelve fiesta como la canción.
    Tienes definitivamente una magnifica inspiración y ese regalo de una verdadera madre.

    ResponderEliminar
  3. Genial poema a la madre ausente,a la madre viva_muerta,a la madre imprensindible para la vida mía.a la madre que acuna,que cocina,que acaricia,que recrimina,que sonrie,que nos canta...

    Emociona tu poema.Me lo prestas?


    besitos
    soni

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí Soni, con todo gusto... Y gracias por leerme.

    Un abrazo y un beso.

    Rogger

    ResponderEliminar